La pelea del Vasco Arruabarrena por imponer sus condiciones

El técnico de Boca necesita encontrar una reacción. Si bien conoce que los dirigentes pretenden que defina un equipo y se acaben los ensayos, el Vasco Arruabarrena no detiene su búsqueda y quiere imponer sus condiciones. Sabe que el próximo partido, con Newell’s, no es uno más y que una derrota puede complicarlo todo. Por eso es que el DT nuevamente se apegó a la rotación, casi como una reivindicación de una idea que instaló desde que comenzó el torneo. Entiende que debe recomponer la imagen de su equipo, pero sin renunciar a su plan original y con un discurso directo.

“En lo deportivo mando yo. Soy la cabeza del grupo, trato de no equivocarme”, fue la frase que el técnico lanzó en medio de la ola de críticas que lo señalaban por algunas determinaciones que tomó y por otras que no. Desde sus actitudes comienza a enviar mensajes: ayer, en el ensayo táctico, desplegó siete potenciales variantes para el juego del domingo próximo en la Bombonera. No es un detalle menor si se tiene en cuenta que esto de los cambios constantes es lo que inquieta a la conducción del club.

Sabe el Vasco que es momento de mostrar su temple como conductor. Por eso también elige mostrarse seguro en sus palabras. “Uno solo no puede sacar al grupo, salen entre todos. Confío en ellos plenamente y me han demostrado confianza. Acá manda el DT y debe tener la llegada a los jugadores. El jugador analiza si tartamudeás, si mentís o no”, dijo Arruabarrena, en Fox Sports.

El Vasco sabe que debe darles a sus jugadores una serie de señales que les permita recomponerse. Por eso los posibles ingresos de Marín, Rolín, Erbes, Pérez, Palacios, Calleri y Carrizo implicarían que el DT les daría aire a los tradicionales titulares y que los demás (Gago, Peruzzi, Meli, Chávez, entre otros) jugarían el amistoso ante River pactado para el martes próximo, en Córdoba.

En medio de las estrategias que selecciona el técnico xeneize para renovar la confianza de su grupo también se mezclaron algunas palabras autocríticas respecto del momento del equipo y otras de aliento para los que entiende como sus referentes. “Debo trabajar en los rendimientos individuales y colectivos. Sufrimos dos derrotas en el torneo local, que nos duelen, y debemos volver al triunfo, porque eso va a devolvernos la confianza. Orion, Cata Díaz y Gago son tres de los cinco o seis líderes que tiene este grupo y la verdad es que confío en ellos.”

El Vasco Arruabarrena está en plena batalla por recuperar su equipo y alejar los fantasmas.

This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *