Boca Juniors, un club histórico en tiempos malos

El conjunto argentino acaba de fracasar en la Liga y en la final de la Copa Libertadores de América, lo que produjo la renuncia de su máxima estrella, Juan Román Riquelme.

Si hablamos del momento actual, los bosteros también vienen de caer 3-0 en la primera jornada de la Liga local, el Boca intentará recuperar la senda de la victoria en la final de la Copa Argentina, que enfrenta a equipos de diferentes divisiones y no se disputaba desde 1970.

Confiado en el equipo, el entrenador Julio César Falcioni dispuso la misma formación que perdió frente al Quilmes, un partido que el conjunto boquense jugó ya sin la presencia de Riquelme en sus filas y tras disputar cuatro partidos amistosos en Colombia y Venezuela.

Los futbolistas quedaron extenuados la semana pasada tras quedar varados casi dos días en Venezuela por cancelaciones de vuelos y viajar desde allí a Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, para ir posteriormente a la ciudad argentina de Córdoba, a la que fueron desviados por condiciones meteorológicas desfavorables en Buenos Aires.

El Boca, que hasta junio pasado iba por la “triple corona”, se enfrenta así a un partido clave en el que buscará conseguir el “premio consuelo” luego de perder la final de la Copa Libertadores frente al Corinthians por 2-0 y de que el Arsenal le quitara en junio el sueño de alzarse nuevamente con el título de la Liga local.

Durante la final de la Copa Argentina, que se disputará en la provincia de San Juan ante un estadio repleto, el Racing también buscará el triunfo haciendo valer la pretemporada de más de un mes que cumplió el equipo.

“Será un partido cerrado y no importa quién de los dos llegue mejor. En las finales gana el que golpea mejor porque son pocas las situaciones que se crean. Por eso, el que lo haga primero será el ganador”, manifestó a la agencia Télam el delantero del Racing Valentín Viola, quien migrará al Sporting de Lisboa luego de este encuentro.

El equipo entrenado por Luis Zubeldía igualó 1-1 frente al Atlético de Rafaela el pasado fin de semana, en la primera jornada del torneo Inicial de la liga local.

Zubeldía dijo que ha quedado satisfecho con el rendimiento que exhibió el equipo el sábado en el encuentro contra el Rafaela y se mostró confiado con miras al choque con el Boca, que es junto con el River Plate, de los equipos más populares de Argentina. El juego entre Boca y Racing es a las 5:30 pm (hora hondureña).

A pesar de que se han marchado del club jugadores de gran valía como Riquelme, cuenta en sus filas con jugadores de la talla del portero Óscar Ustari, Franco Sosa, Rolando Schiavi, Matías Carruzzo, Clemente Rodríguez y Pablo Ledesma.

También, Leandro Somoza, Walter Erviti, Cristian Chávez, Santiago Silva y Lucas Viatri.

El exequipo de Diego Maradona es dirigido por el veterano entrenador Julio Falcioni.

No quería al Boca

Sobre este compromiso, el seleccionador colombiano de Honduras, Luis Fernándo Suárez, dejó claro que en principio no quería enfrentarse al Boca por tratarse de un club, ya que su preferencia era otra Selección Nacional, pero, al no haberla, la Fenafuth (Federación Nacional de Fútbol Asociado de Honduras) decidió aceptar el ofrecimiento de jugar con el club argentino.

“Yo no quería jugar con este club, la primera opción para mí era un país, pero me dijeron que era bastante complicado, pero Boca es un rival muy bueno, muy calificado y esta vez se dio por las circunstancias de no haber tenido otro país”, remarcó Suárez.

Este encuentro internacional de fecha Fifa (Federación Internacional de Fútbol Asociado) se realizará en el estadio Sun Life de Miami, donde la Bicolor ya sabe lo que es pisar dicho escenario.

Fuente:La Prensa

This entry was posted in Noticias and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *