Boca Juniors gana con solitario gol el superclásico argentino al River Plate

No es tanto el mérito, jugamos con el que va en último lugar, dijo irónico el técnico Ischia Agencias

    Buenos Aires, 19 de octubre. Con un gran segundo tiempo de Juan Román Riquelme, Boca Juniors se creció ante la adversidad. Justo cuando quedó con un hombre menos logró el solitario gol del partido, anotado por Lucas Viatri, y obtuvo el triunfo como visitante en el superclásico argentino frente a un desdibujado River Plate, que es colero de la liga.

    Con este resultado, el cuadro xeneize llegó a 17 puntos, y aunque todavía está lejos del líder San Lorenzo (25), aún conserva la ilusión de seguir en la lucha, mientras los millonarios quedaron relegados en el sótano.

    Carlos Ischia elogió a su rival y, con ironía, mandó un claro mensaje al River después de 10 días de intensa polémica: “No es tanto mérito, hoy jugamos con el que va último”, afirmó el técnico, tras la victoria.

    El timonel consiguió un poco de alivio y destacó la actuación de su equipo, sobre todo de Riquelme. “A mí no me sorprende. No tengo dudas de la categoría de él y de lo que está dando”, explicó.

    Cuando más parecía complicarse el panorama con la expulsión de Hugo Ibarra, al minuto 51, Boca comenzó a moverse con la soltura que antes le faltó y aprovechó todas las carencias de su rival para quedarse con el triunfo.

    El primer tiempo transcurrió sin que ninguno de los dos se hiciera dueño de las acciones, aunque Boca trató de ser más cuidadoso con la pelota y River fue más rápido en la salida al ataque.

    La primera noticia importante del complemento tiempo fue la expulsión de Ibarra, a quien, cual si fuera un novato, se le fue la lengua contra el primer asistente Ricardo Casas y dejó a su equipo comprometido.

    River tenía todo para ganar, pero no encontró el camino. No supo por dónde hacer pesar la supremacía numérica y permitió que el cuadro xeneize se repusiera de su peor momento.

    Sobre el cuarto de hora Riquelme ejecutó un tiro libre de frente al arco, puso la pelota en el área; Viatri peinó anticipando y su cabezazo bombeado entró en el ángulo superior izquierdo.

    El propio Riquelme retuvo la pelota y desesperó a los millonarios, que no podían quitarle el esférico, salvo con infracciones. Envió buenos servicios y él mismo estuvo cerca del segundo tanto.

    This entry was posted in Noticias. Bookmark the permalink.

    Leave a Reply

    Your email address will not be published. Required fields are marked *