Boca Juniors, con suplentes, festejó ante River en los penales

Mendoza fue el lugar elegido para la segunda cita entre Boca y River en este verano. Pese a haber ganado el primer duelo, Ramón Díaz ponía a todos los titulares, mientras que Carlos Bianchi guardaba a varios después de ganarle a Independiente el fin de semana, en la primera victoria desde su vuelta al club.

0000
Pese a esas diferencias, ambos salir a jugar a lo mismo: atacar a su rival. La primera situación clara la generó River, con un tiro desviado de Rogelio Funes Mori tras un pase perfecto de Leonardo Ponzio al minuto de juego. Pero cuando parecía que el partido le sentía mejor, Boca recuperó el control de la pelota y no la soltó, generando numerosas pelotas paradas de riesgo contra el arco de Marcelo Barovero.
En un partido que de amistoso tenía poco, Néstor Pitana no tardó en sacar las tarjetas. En 15 minutos ya había cinco amonestados: Sánchez, Ponzio y Mercado, por River, y Pol Fernández y Erbes, en Boca. La impaciencia ya se sentía dentro de la cancha y también en los bancos, y el partido se tornaba cada vez más aburrido.
Aunque Boca tenía el control en un partido con pocas chances de gol, las situaciones de mayor peligro eran de River, que tras aquella aparición tempranera de Funes Mori volvía a mostrar su poderío ofensivo con su otro delantero, Rodrigo Mora. El uruguayo le ganó la espalda a Burdisso, cabeceó un centro de Vangioni, quien robó la pelota en el medio, y el tiro se fue desviado.
El arranque del complemento tuvo a un River con mayor posesión de la pelota en un partido que se hacía más pobre futbolísticamente con el correr de los minutos. A los 9, en una de las escasas chances firmes de gol, Mora no pudo desviar el potente centro de Sánchez al punto penal que fue contenido por Ustari.

Fuente: Opinion.com.bo

This entry was posted in Noticias and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *