A Boca Juniors le van a decir “el Millonario” (¿Qué pasa River?)

El periodista Claudio Destéfano inició una nueva etapa de su exitoso d:biz, comunicación que ahora realizó una alianza estratégica con la agencia Noticias Argentinas. Y el 1er. producto conjunto se refiere al Club Atlético Boca Juniors, que ha mejorado notablemente sus ingresos. A River Plate, apodado ‘el Millonario’ desde que mudó su estadio al barrio de Nuñez, le vendría muy bien competir con su rival eterno en facturar más dinero. Buena nota, profundizando lo anticipado por la revista Target, sobre el trabajo de Lucas Labbad y Pablo Rohde.

Lucas-Labbad-y-Pablo-Rohde-Gerentes-general-y-de-marketing-de-Boca
CIUDAD DE BUENOS AIRES (NA/d:biz). Pasado un año de gestión de Daniel Angelici en la presidencia del Club Atlético Boca Juniors, de Lucas Labbad como gerente general, de Andrés Ibarra como presidente del Departamento de Marketing (ocupó el cargo de Labbad en la gestión de Mauricio Macri en el club) y de Pablo Rohde como gerente de marketing, bien vale un paralelismo con el adversario de toda la vida: En 1957 River fue la máquina de la 3 G (Ganar, Golear y Gustar), y en estos tiempos Boca se convirtió en una máquina de facturar.

En el año que terminó, el club de la Ribera facturó un 77% más que en el período anterior, y en este 2013 que recién comenzó ya metió un hat-trick, pues al dar por terminado el acuerdo con Coca-Cola y desdoblar las categorías en gaseosa, cerveza, isotónicas, agua mineral y energizante, al final del camino (cerró con Pepsi, Gatorade y Quilmes, y aún negocia las otras dos categorías), los ingresos que percibió en 2012 de Coca los multiplicará por 3 en este ejercicio.

Lucas Labbad (36) tiene un típico perfil corporativo (viene de Pago Fácil) (N. de la R.: una empresa que fue derivación de Itron que era parte de la porción de Mauricio Macri cuando estaba en Socma), a pesar de que tiene vestuario en la piel porque llegó hasta la reserva en algunos clubes del ascenso. Es uno de los que negocia los contratos con los representantes de los jugadores y el que defiende ante la Comisión Directiva el tablero de comando de cada una de las áreas que le reportan. Le hace marca personal al presupuesto. Se concentra en el orden y en los procedimientos.

“A diferencia de una empresa privada, donde está todo tabulado y te ponen sobre la mesa el manual cuando entrás, acá sos vos el que te ponés tu propio techo”, asegura.

Labbad está convencido que el desdoblamiento del dólar le puso algo de complejidad a las negociaciones con los jugadores y los pases, pero que ello empuja aún más al club a mejorar sus divisiones inferiores. Eso explica el lifting de La Candela, y el fichaje de una estrella: Coqui Raffo.

Cuenta que lo peor que le dejó éste año como gerente general de Boca es el escaso tiempo que le dedicó a su familia. “No hay horarios ni días. Cuando entré, Andrés Ibarra me dijo ‘Lucas, acá es 7 x 24’, y lo compruebo cada jornada”. ¿Lo más difícil? “Administrar la pasión”.

Como Pablo Rohde (37) estudia Filosofía, cada 4 frases aparece Sócrates (no precisamente el famoso ex delantero brasileño) o Aristóteles (que no es Onassis).

Rohde es uno de los dueños del bar palermitano “La Esperanza de los Ascurra”, y provocó un hecho inédito en el fútbol argentino: fue el primer responsable de marketing en la historia que pasó de club a club, cuando en diciembre de 2011 dejó Racing e ingresó a Boca.

Con anteojos de intelectual, Rohde mira clubes de afuera y algunos de por acá a la hora de encontrar recetas exitosas, y apunta a los espectáculos deportivos de los estadounidenses para poder replicar, con una meta, por ahora bien lejos, de llegar a Disney.

“En los parques a veces son más divertidas las cosas que pasan mientras hacés la cola que el espectáculo mismo”, señala el gerente de marketing xeneize, quien agrega que la llegada de Carlos Bianchi generó mayor interés por los abonos y, además, los envalentonó a los comerciales a pedirle a los sponsors que “ayuden” con los premios en caso de que el equipo salga campeón.

Según una de las últimas ediciones limitadas diseñadas por Nike, Boca tiene 51 estrellas, la misma cantidad de puntos que agregan valor a esta nueva máquina de facturar.

1. En un año difícil como fue 2012, Boca tuvo un 77% de crecimiento en facturación, comparado con 2011. Del total, el 27% lo generó el marketing, o sea estática, socio adherente y patrocinio.

2. El 73% restante se repartió entre abonos y todo lo referido al espectáculo deportivo, entre lo que se incluyen los $ 5,5 millones ingresado de los palcos VIP subastados por Angelici en septiembre.

Fuente: urgente24.com

This entry was posted in Noticias and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *